sábado, 9 de mayo de 2015

Miguel Bosch, creador de "Te quiero, yo tampoco": «Para tomar una decisión tengo que hacer algo audiovisual. No puedo pensar sin grabar.»

Charla y birras con el creador de la webserie y su novio Fran, protagonista involuntario de la misma.  


   Lleva emitiendo desde marzo de 2015 y ya ha conseguido llamar la atención de la prensa y unos cuantos fans que, como yo, no les ha costado nada hacerse incondicionales. Reconozco que esta producción de bajo coste, alejada de las producciones cinematográficas de las que acostumbro a hablar aquí, se ha convertido en cuestión de días en mi guilty pleasure (“placer inconfesable”) semanal. Pero si un trabajo como éste habla por fin - y sin tapujos - sobre la homosexualidad en España, no puedo dejar de recomendarlo.

te_quiero_yo_tampoco

Te quiero, yo tampoco (a gay thing) no lo verán en Canal +, ni en la HBO (aunque ¡atentos!, Looking  (A. Haigh, 2014) va a dejar un vacío en cuanto a series de temática gay se refiere). Ésta es una serie mucho más modesta, creada por Miguel Bosch,  un menorquín que, rodeado de pura cotidianeidad y sin apenas presupuesto, ha hecho de su ámbito familiar una ficción de lo más interesante. No quise perder la oportunidad de charlar con él y con Fran, su martirizado novio italiano, sobre su día a día y lo novedoso de su proyecto. Bienvenidos a su casa. Bienvenidos a la decisión de su vida.



Alicante, 2 de mayo de 2015

Cuéntanos un poco de qué va la serie, para aquellos quienes aún no saben de qué va.

   Miguel: Cuenta la historia de Fran y mía, porque hace 5 años nos conocimos y decidimos que si seguía la relación nos casaríamos y viviríamos juntos. (Se ríe) Es que lo tengo aquí y me da mucha risa. Pobrecito. Han llegado los 5 años y antes de tirarnos a la piscina queremos pensarlo un poco. Y por eso hemos hecho la serie, para pensar. Bueno, la he hecho yo. Él lo tiene más claro que yo. Pero yo no. Para tomar una decisión tengo que hacer algo audiovisual. No puedo pensar sin grabar. Organizo el material, lo pienso, y resulta que es como mi diario.

   Fran: Será el tuyo, el mío no.

   M: El de Fran no. Fran está aguantándome porque me quiere.


Tengo apuntado que es un “docureality”.

   M: Pues “docureality” está bien. Es lo último con lo que me estoy quedando. Todavía estoy buscando cómo definir su formato. Encontrar un nombre que sea explicativo de lo que es la serie es complicado. No sé si es un “reality serie” o una “docuserie” o una “web serie”...  Me dijeron una vez que era parecido a un videoblog. ¿Conoces los videoblogs de los “youtubers” que explican su vida como un diario? Pero la serie está grabada de una manera muy diferente, porque es más documental y yo no salgo.

Un poco sí que sales.

   M: Muy poco. Es un formato reality que quien lo está contando es el protagonista, que tampoco suele pasar. Yo explico mi vida de una manera ficcionada con su lenguaje de serie, con intriga y con trailers… Es puramente real, eso seguro. Aquí no hay ni guión ni actores. Ni siquiera me preparo lo que va a pasar. Yo simplemente grabo y luego lo monto.


¿Cómo reacciona la gente ante la palabra “docureality”? ¿Qué piensa tu madre que es?

   M: Mi madre se lanza a la piscina. Le da igual lo que esté haciendo. Ya puede ser un docureality que puede ser una película de 100 horas... Se la suda.

   F: Es una pobre víctima también ella.

   M: Como llevo años haciendo cosas así es un formato que siempre suelo hacer. Mi entorno me conoce.

te_quiero_yo_tampoco_anita


No es la primera vez que lanzas una serie en Youtube… ¿Qué pasó con Playlist*?

   M: Hice Playlist hace un par de años con mi amiga Chi, que es una actriz taiwanesa muy graciosa, y surgió de forma parecida. Teníamos tiempo y decidimos hacer lo que nos saliese un poco del higo, sin formato y tirando. Fue una serie que no tuvo muchísimas visitas pero que se movió bien porque llegó a Antena 3 y la emitieron en Neox y en la web. Tuvo otro recorrido. Te quiero, yo tampoco se está viendo más pero Playlist era un poco más rara todavía. El tema era más raro y Chi también es muy rara.

El tema estaba menos acotado…

   M: Era muy genérico y además era un tema que yo no conocía, a diferencia de mi serie actual. Chi es artista plástica y estaba buscando su lugar en la red: quería crearse un personaje propio y entrevistaba a gente de Internet. Yo no los conocía. Me decía: “no encuentro mi lugar en el mundo, porque yo soy de teatro y no me salen obras. Hago películas y no funcionan. Voy a ver si en Internet puedo tener un sitio. Pero no sé qué hacer en Internet porque hago un poco de todo: canto, actúo, hago collages….”

   F: ¿Y lo encontró?

   M: No lo encontró. No hubo segunda temporada porque no tenía más dinero. Así como te digo que esta serie no me cuesta dinero, aquella me costaba, porque la chica vivía en Madrid, tenía que venir a Barcelona… y era un poco más complicado. Lo intenté durante siete capítulos pero cuando llegué a Antena 3 dije “hasta aquí hemos llegado”. Conseguimos grabar con Mürfila y con Alex Serra. Tenía muchas ideas de más gente pero lo dejamos un poco por eso. Quieres hacer una cosa pero también es sabio retirarte a tiempo. Me lo pasé muy bien.


¿Qué te llevó a la decisión de compartir con el público este momento de tu vida?
    
   M: Pues no lo sé. También me la hago yo. No tengo pudor, la verdad.


¿De cuántos capítulos va a constar la serie?

   M: Tampoco lo sé muy bien. Tengo unas diez historias que me gustaría explicar, o diez temas relacionados con personajes que más o menos tengo ya… estas semanas he estado haciendo las llamadas para saber si la gente estaba de acuerdo o no. Todo el mundo me ha dicho que sí. Pero también estoy abierto a nuevas ideas, porque por ejemplo, lo de venir aquí a Alicante nació por Fran, que el personaje con el que hemos hablado era su amigo. Queríamos que durase cuatro meses pero creo que será un poco más.

Entonces Fran comienza a darte ideas.

   F: Para sabotear la serie.

   M: (Risas) No, pero yo creo que sí, al final le va gustando. Si no, no se dejaría. Es gruñón pero si no quiere no se hace. Algún día está más de mal humor con respecto a la serie pero bueno…

   F: ¿Tú te imaginas tener la cámara delante tuya todo el día?

      
¿Con qué asiduidad grabas? Porque yo creo que no vemos todo lo que grabas.

   M: No, claro, grabo mucho más pero no sale. No estoy todo el rato grabando, pero sí que hay momentos que estás con tus amigos, planto la cámara ahí y es una cortada de rollo. Mis amigos están muy acostumbrados porque llevo toda la vida grabando, pero Fran no. Hemos venido a Alicante, estamos pendientes de estar grabando y eso condiciona nuestros planes. Es lo que le toca más los huevos.

te_quiero_yo_tampoco_instagram


Del montaje te ocupas tú solo…

   M: Sí. También se lo paso a la gente que ha participado. Es la cláusula de participación. Como son colegas son muy generosos. Las entrevistas son muy largas y me cuentan muchas cosas que yo luego por pudor no meto. Se olvidan de que estoy grabando y me lo cuentan pero yo creo que en el fondo no quieren que salga. Nunca me han hecho cambiar nada del montaje. Bueno, Fran a veces, pero no mucho. Son mis colegas y tampoco creo que hace falta meterte en cosas que sean muy complejas. A veces es mejor dejar las cosas a entender…

   Además los capítulos son cortos. Estoy publicando ahora contenidos extra de algunos de ellos. Por ejemplo, en el último capítulo, que son dos chicos que están viviendo juntos pero no son pareja ya, me explicaron mucho más pero no cupo en el capítulo. Había gente que me decía “no los entiendo” y me dio rabia. Por eso he colgado un vídeo más largo, explicando más lo que le pasaba a cada uno. A ellos les parecía bien y mira, tenemos más información. Es lo que te permite Internet, que puedes cortar y rehacer cuando quieras.


La BSO es de Guillem Roma. ¿cómo surgió esta colaboración?

   M: Guillem Roma es un chico que conozco porque le hice una entrevista para un programa de cultura que hice hace un par de años. Le entrevisté y me pareció un chico muy accesible. Además, su música me mola. Con el tema de hacer un audiovisual los temas de derechos siempre es muy complicado, entonces siempre busco fórmulas que no me vayan a dar problemas. Pensé que un valor añadido es coger un músico que me guste, hablar con él y si me da el OK, tirar con su música y darle también como una entidad sonora al capítulo. Y este chico me dijo que sí porque a él también le molan las cosas frikis. Es un tío que además se las edita él mismo. Además está poco a poco teniendo cada vez más éxito en Barcelona. Tiene videoclips muy bien hechos. Se los realiza él, es muy cañero. Se fue a estudiar a México, trabajó en México, hizo un programa de tele allí… Es un tío muy peculiar. Pero no es gay, no lo puedo entrevistar. (Risas).


¿Y The Glory Hole?

   M: Otro amigo mío que hace collages con temas gays y nos hizo un regalo a Fran y a mí una vez, que es un dibujo nuestro. Me he hecho amigo de él y cuando pensé la serie le propuse hacerme un collage para el grafismo de los créditos. Me hizo específicamente el dibujo del final. No sé si has visto su web pero es una cosa bastante porno. Va mucho por la idea del “glory hole”, y son imágenes porno que luego las adapta. Siempre me acusan de que soy muy naíf, y digo “bueno, meteré por ahí un poco el guarrerío, un poco de imagen subliminal, el sexo…”. Es porno bonito.

the_glory_hole_te_quiero_yo_tampoco   
Entonces la financiación de esta serie es…

   M: Nada, no gastamos. Tengo el equipo necesario. Sí que gasto en la postproducción de sonido. Es una cosa que me he acostumbrado a que siempre me la haga un profesional. También me está traduciendo una amiga abogada, Amy, quien me hace los subtítulos al inglés.


En cada capítulo reina la cotidianeidad, pero observando el montaje es evidente que sigues una estructura bastante cinematográfica, jugando con pequeñas intrigas que enganchan al espectador. ¿Cuáles dirías que son tus influencias?

   M: Ostia, pues no lo sé. Es una pregunta difícil. Hice una vez un programa que era Raval 14, con una amiga que era montadora. Fue como grabar la escalera de su edificio con mucho material que al final no tenía ningún sentido. Ahí fue cuando empezamos a crear una cosa más parecida a esta serie: darle intriga a la  realidad y forzar un poco las cosas. Y al final en cuanto coges el “click” lo encuentras en seguida. Creo que siempre repito un poco ese esquema pero no sé de dónde lo he sacado. A lo mejor lo sacas de una necesidad, porque no tienes otra manera de grabar con el dinero que tenemos. He aprendido que si lo preparas de antes queda muy frío y pierde la frescura. Lo único que se puede hacer es intentar darle el guión después.


¿La falta de recursos potencia la creatividad?

   M: Sí, estoy seguro.

   F: ¿Saldrán lesbianas? No.

   M: (Risas) No sé si saldrán. Estoy pensándolo todavía. Lo que pasa es que yo creo que tienen otras preocupaciones diferentes que nosotros, ¿no? Creo que son otro rollo. Si no salen heteros tampoco van a salir lesbianas. Creo que daría para otra serie.

te_quiero_yo_tampoco_imagen


12.000 visualizaciones en vuestro primer capítulo, 1050 seguidores en Facebook, comenzáis a ser conocidos por la prensa… ¿Qué opinión tenéis sobre la fama?

   M: No creo que lleguemos nunca porque hay muchísimas cosas audiovisuales. A lo mejor hace quince años hacer algo así hubiera sido novedoso.

   F: Lo odio. Mira, el otro día estábamos desayunando en un bar. Pasa un tío por delante, vuelve atrás y entra en el bar a saludarnos. Y yo no lo había visto en mi vida. Me parece muy friki y no quiero esto, ¿sabes?

   M: Yo no creo que pase, sinceramente.

   F: ¡Tampoco eso quiero yo! 

   M: Hace falta más para ser virales.

   F: No sé, me siento muy friki. Estar haciendo esto por este tío. Igual mañana le dejo.

   M: No, hasta que no se acabe la serie no me puedes dejar.

   F: Ya verás tú…


Personalmente opino que hacen falta contenidos que traten la homosexualidad desde la pluralidad con que tú los creas. ¿Qué historia os ha impactado más por el momento? ¿Qué capítulo es vuestro favorito?

   F: La montaña.

   M: A mí el primero. Lo de las lesbianas, lo de Pablo… Quiero ese modelo de familia que no tengo. Es el que más me gusta.

   F: Es muy aburrido. La montaña tiene mucha chicha.

   M: Es más friki.

   F: Es muy interesante. Un tío que se construye su cabaña, vive de energía solar, tiene el baño para cagar fuera, al frío. Está en el Pirineo. Se calienta el agua para ducharse y tiene un sistema que es un cubo que entra dentro de un tubo y cae el agua caliente.

Pero también lo pasaste bien haciendo sellos en el segundo capítulo… ¿Esto también es promoción para Pablo?

   M: No. Si promocionamos a los demás, genial. Pero en principio lo que siempre propongo a mis amigos es mostrar lo que hacen en su día a día para seguir un poco su rutina y no hacerles hacer cosas que no hacen. Este chico lo conocemos porque hace sellos y esa parte tenía que salir. Fran es muy malo con las manualidades y me parecía gracioso sacarlo allí. Él no sabía nada de que iba a hacer sellos. Él no sabe nada hasta “in situ” porque me lo boicotea. Hizo bien el sello, quedó muy bonito.

te_quiero_yo_tampoco_fran_y_miguel


Quién quiere casarse con mi hijo, Casados a primera vista… Ofrecéis un punto de vista sobre el matrimonio más pausado y humano que las modas de la televisión. ¿Hasta qué punto casarse es una decisión importante?

   M: Para mí no es nada importante, por eso me quiero casar. Para mí es una fiesta, es divertido y no veo nada malo. Veo sólo cosas graciosas y divertidas en montar una fiesta bien, decirle a tu novio que le quieres, que vas a estar con él siempre… Y luego a nivel legal creo que te ayuda también en muchas cosas. Si te pasan mierdas, te metes en un accidente… pues yo prefiero que se lleve él las cosas a que quede en tierra de nadie.

   F: ¿Qué cosas? ¿Las deudas?

   M: Pues sí. No, sobre todo quiero casarme porque es divertido. No le veo ningún tipo de importancia a la decisión. Yo creo que tiene unos beneficios. Fran dice que no pero supongo que al final me dirá que sí.

Fran, ¿te convencerá como con la serie?

   F: No, no…

   M: ¿Pero por qué no quieres?

   F: Porque no. Porque es muy caro.

   M: No, haremos una boda barata. Yo he ido a bodas que han estado bien.

   F: No, no. Olvídate. Si yo hago una cosa lo hago bien. Lo siento. Hasta que no te adaptes a mi idea de boda, no.

   M: Ya veremos. (Se ríe).

   F: No te pienses que va a haber un capítulo sobre la boda porque no va a pasar esto. Que lo sepas.

   M: Da miedo, ¿verdad?

Un poco. Impone.

   M: Me va a decir que sí.

   F: No, Te voy a decir que no. Ya verás.

   
¿Son buenos tiempos para las parejas homosexuales?

   F: No.

   M: Yo creo que sí. Estamos bastante avanzados. Hemos hablado con el hombre del capítulo que acabamos de rodar, Antonio, que vivió en los años 80 y era todo mucho más complicado. Ahora lo veo todo muy bien. Sí que hay mucha gente en la ciudad que se queja de que todo es muy frío, que si Grindr, no se qué… Pues yo esos discursos no me los creo. Siempre he tenido buenas relaciones con la gente, he tenido historias bonitas, divertidas y sanas. Depende de lo que tú proyectes y busques. Por lo menos tienes el espacio para hacer lo que te dé la gana. Lo que tú hagas con los medios es tu culpa pero las cosas están bien.

te_quiero_yo_tampoco_8


¿Qué pasará si algo sale mal en vuestra relación? ¿Dejarás de grabar?

   F: Evidentemente.

   M: Yo creo que lo explicaría. De buena manera pero no lo voy a dejar a mitad.

   F: Te voy a denunciar. (Miguel se ríe). Yo no he firmado nada en ningún papel.

   M: Cuando delante de la cámara dices que sí eso ya me da permiso.

   F: Sí, pero de eso hace dos meses.

   M: Bueno, pero me dijiste que grabaríamos todo el proyecto. No va a pasar nada malo, pero lo explicaría.


Fran, ¿alguna pista sobre tu venganza final?

   F: No. Se va a cagar en las bragas. Eso sí. Él no grabará.

   M: Otra chica grabará. Solo le pedí esto: “Mira Fran, hazme lo que quieras pero que se pueda grabar”. Lo que no quiero es que me tire en paracaídas, es lo que le pido por favor. Me puede dar un infarto.

¡Pero eso sería un regalo!

   M: No, para mí es una venganza.

Cualquier día te encuentras una serpiente en casa.

   M: Prefiero serpiente que paracaídas. La saco y ya está.

   F: Hay algo peor.

   M: Conducir. (se ríe) No sé. Va a ir contra mis terrores, seguro.


Mucha gente no hubiese aceptado hacer de su vida un reality, Fran. ¿Qué te convenció?

   F: Es muy pesado, muy pesado. Y también porque me daba un poco de pena. Se divierte haciendo estas cosas. A veces le salen proyectos un poco más aburridos y tal, entonces es una manera para él de desahogarse, de hacer sus cosas naíf y creativas…

   M: Yo creo que será un recuerdo muy guay. Si se queda como está ahora, imagínate en diez años tener una historia así con tu pareja grabada en capítulos y con tus amigos. Me parece un regalo para cuando eres mayor, ¿no? Si las fotos te emocionan cuando las ves imagínate un vídeo con imágenes, sonido, con la gente explicándote su vida… Y yo creo que le gusta ya porque estamos con gente y hablamos de verdad con ellos, que es algo que de normal no haces. Te sientas, les preguntas cosas muy íntimas y te explican y comparten cosas muy guays. Y viajamos más que nunca ahora.  Entre Francia, Alicante, nos han invitado ahora a París, al País Vasco… Eso mola.


Tu madre añade comicidad a la serie. ¿Eras consciente del puntito que le podía dar?

   M: No iba ni a meterla en la serie. Está muy loca. Salió ya en una serie que hice para la tele en la que le pedía que a final de cada capítulo apareciese disfrazada de guepardo y que explicase el capítulo a su manera. “¡Sí, claro, claro!” Yo lo dije de broma. Cuando estaba grabando la serie me dice “Oye, ya tengo el disfraz de guepardo, ¿cuándo grabamos?”. Y yo: “¿Cómo? Mamá de verdad, sale por la tele”. “Sí, sí, ¡lo hacemos!”. Vestida de guepardo y rugiendo a cámara comentaba: “vaya mierda de capítulo, no tiene ningún sentido…”. Era muy grande. Y ahora no sé cómo salió. Pensaba ponerla solo en un capítulo, el primero. Pero luego vi que era tan guay que dije “voy a usarla siempre”. Y ahora le encanta. Además, el otro día lo hablamos, y estamos mejorando nuestra relación porque hablamos más. Nos vemos y nos sentamos y le cuento todo los detalles de mis amigos, de mis dudas… y está muy contenta.

te_quiero_yo_tampoco_concha


Es complicado que gente que no sea gay vea una serie de esta temática y le guste.

   M: Yo quiero que esta serie sea también para gente hetero, para madres y demás. Por ejemplo, en Menorca se está viendo muchísimo y la están viendo profesoras mías de EGB que eran muy fachas, la alcaldesa del PP… y les está gustando. Y eso a mí es lo que más me gusta. Lo considero un triunfo. Explicamos las cosas de una manera que entren muy fácil, ¿no? Y sin estridencias. Mi madre la tenemos ahí para que la gente que lo ve raro pueda sentirse identificado con alguien, y si al final convenzo a mi madre he convencido a mucha gente. Mi madre es liberal pero es una voz discordante.

¿De dónde viene su afición por el limoncello?

   M: No sé, de siempre. Era de pacharán, ahora a pasado al limoncello. Una copita después de comer siempre se la toma.


Creo que a estas alturas del proyecto es divertido hacer apuestas. ¿Cómo pensáis que será el final de la serie?

   M: Yo una boda. Él dice que la venganza. Pienso que ahora tenemos que vivir juntos.

   F: Iremos a vivir juntos pero no habrá boda.

   M: Haremos un contrato de convivencia, a ver si llegamos a un acuerdo. Lo llevamos hablando años. Yo tengo mucho miedo porque veo a muchas parejas que están muy aburridas o están todo el día discutiendo  porque se ha muerto toda la chispa, ¿sabes? Es muy común que pase, tienes que currártelo muy bien. Por eso quiero pensármelo: para currarme bien la manera de vivir. Ya no sólo decidir si irse a vivir o no, sino si vivimos, de cómo será. Si la casa tendrá tres habitaciones, si habrá camas separadas si un día quiero dormir separado…


¿Tienes otros proyectos en mente?

   M: Ahora no. Estoy trabajando en una tele aparte y hemos hecho una historia de Barcelona para BTB. Estoy en un programa de TV3 que es como un talent show de corales, Oh Happy Day, y voy combinando con esto que es lo que me da de comer.


te_quiero_yo_tampoco_fotomaton

 * Podéis ver Playlist en este enlace.


Ilustración de The glory hole